domingo, 11 de abril de 2021

Backup: Política de backup

La primera decisión a la hora de realizar tu copia de seguridad es cuántos backups voy a realizar y eso depende de la paranoia de cada uno :)


Como mínimo, evidentemente, has de realizar una copia de seguridad. Si esa es tu política de backup el consejo que puedo darte es que lo hagas en un medio de almacenamiento diferente al de tu archivo principal y que no esté conectado habitualmente ni a tu ordenador ni a internet para intentar evitar problemas derivados de infecciones de software malicioso. Esto último aplica cuando la copia de seguridad la estás realizando sobre un medio físico ya que si lo haces en la nube no tiene sentido.

Si realizas dos copias de seguridad lo ideal es utilizar medios de almacenamiento diferentes. Por ejemplo, puedes utilizar un disco duro y la nube. En este caso, como en el punto anterior, aconsejo que el disco duro no esté habitualmente conectado a tu ordenador ni a la red.

Si realizas tres copias de seguridad lo ideal es que al menos una se encuentre en un medio de almacenamiento distinto y que habitualmente no esté conectado al ordenador ni a la red. Por ejemplo, podrías utilizar un segundo disco duro interno, un disco duro USB pero que normalmente no esté conectado al ordenador ni a la red y una copia en la nube.

Si tu política de backup incluye la realización de 4 o más copias de seguridad lo tuyo ya es paranoia. Ahora en serio, cuanto más copias de seguridad realices tus archivos estarán mas seguros valga la redundancia pero todas estas copias conllevan un trabajo extra que quizás no compense. Además debes de tener una disciplina muy estricta para seguir tal nivel de seguridad.

En cuanto a los medios de almacenamiento físico, yo, como expliqué en el primer artículo, no recomiendo realizar copias en DVDs o CDs ya que se sabe que son medios de almacenamiento poco seguros. Un disco duro también puede sufrir fallos y errores a lo largo del tiempo pero los considero los medios que por su seguridad, capacidad  y precio son los más recomendables.
 

Por último, hay servicios de pago que incluyen almacenamiento en la nube que en ocasiones son gratuitos y que muchos no utilizan y pueden ser esa segundo o tercer medio de almacenamiento de tus copias de seguridad. Entre éstos se encuentra Movistar o Amazón, por ejemplo.

Cuando realizar los backups

Lo ideal sería realizar tus backup cada vez que descargues tus fotos al disco duro o edites una fotografía aunque eso sería demasiado tedioso. Debes encontrar un término medio que te sea a la vez práctico y seguro. Yo lo hago cada vez que edito una sesión de fotos o un vídeo pero eso depende de cada uno.

Un consejo que si que doy es que conserves los originales por si en un futuro quieres volver a editar una fotografía o un vídeo ya que, aunque por experiencia propia, eso casi nunca ocurre, si alguna vez sientes la necesidad de hacerlo, sería frustrante no contar con los archivos originales.

Esto choca frontalmente con nuestra capacidad de almacenamiento ya que los archivos originales suelen ocupar mucho espacio pero hay que tener en cuenta que el precio por GB de almacenamiento es cada vez menor y lo que hace unos años parecía impensable hoy en día puedes adquirir discos duros mecánicos de varios Terabytes por un precio razonable.

Un segundo consejo es que, si es posible, no borres tus archivos de la tarjeta de tu cámara hasta que no realices una copia de seguridad de tus fotografías o vídeos. Si estás de viaje quizás eso sea complicado pero si no es el caso es muy aconsejable conservar esos archivos como una primera barrera de seguridad.